Rss Feed
  1. Un artículo criollo

    19 jul. 2009

    Yo amo a los animales, de verdad, y un principio lógico básico me dice que uno no se come a alguien a quien ama. Así que soy vegetariana, y serlo es una de las cosas que más me define a nivel personal, por varios motivos pero principalmente porque me enorgullece defender algo en lo que creo. No es decir en la mañana: “es verdad, los animales sufren mucho” y en la noche ir a cenar a KFC. No, a mí me mueve el tema de los derechos y protección animal y por eso lo defiendo.

    Ahora, eso no cambia el hecho de que todos los días me siente a la mesa con gente carnívora y que todos podamos comer en paz y contentos, hablando de cualquier tema sin preocuparnos necesariamente por discutir sobre creencias o valores.

    Entonces, si en un asunto que para mí es tan importante, logro tranzar y entender que hay que aceptar diferentes opiniones… ¿Por qué es tan difícil hacer lo mismo con el tema político?

    O sea, ¿quién carajo nos dijo y nos hizo creer que ser chavista u oposición nos define para dividirnos? Yo nunca fui especialmente política y ciertamente al día de hoy la política no me apasiona al mismo nivel que otros temas, pero aún así pocas veces me he sentado en una mesa, en paz, a convivir con personas de la tendencia política opuesta a la mía. No, uno se junta solamente con gente que piensa como uno.

    ¿Cómo llegamos a este punto? ¿Quién nos convenció de pensar así? ¿Fue Mario Silva? ¿Fue Globovisión? Lo dudo, si fuéramos tan engañables tendríamos la casa llena de productos de Prokompra 2002. Pero en todo caso, ¿a estas alturas del partido eso importa? ¿O lo importante es darnos cuenta de lo equivocados que estamos y empezar a cambiarlo?

    Hoy mandó un mensaje por facebook una voluntaria muy activa de la organización de defensa animal a la que apoyo, relacionado con un evento que organizó en su ciudad. Por simple aburrimiento me metí a curiosear su perfil y me encontré con que su descripción personal es bastante similar a la mía: ambas apoyamos causas parecidas y, al igual que yo, ella es parte de una organización política, pero, de la tendencia opuesta.

    Examinando la situación concluí que la grandísima diferencia entre ambas es esta:

    - En Caracas estamos luchando con una Asamblea Nacional oficialista de tendencias anacrónicas en el tema de derechos animales
    - En el Zulia ella está luchando con una Alcaldía de oposición de tendencias anacrónicas en el tema de derechos animales.

    Sacando cuentas, ¿esa jeva y yo somos tan distintas? ¿Estamos en bandos tan opuestos? Si nos sentáramos a hablar sobre el sistema educativo, de salud, de las políticas de seguridad social, ¿desearíamos cosas muy diferentes?

    ¿No nos estamos jodiendo nuestro propio parque al decidir dividirnos? Vemos el juego trancado porque nadie quiere mostrarle sus fichas al otro, solamente por eso, porque fichas nos tienen que quedar y, como dije antes, ambos lados tenemos numeritos en común. Estamos claros: arrancamos con la cochina, pero todavía podemos decidir como jugamos el resto de la partida.

    En todo caso, yo estoy harta. Esto sí se los juro, estoy absolutamente harta del peo, de la marcha, de la cadena, de las declaraciones, del chisme, de la escuálida loca, del chavista de enfrente. Y ya que una de mis reglas de vida es ocuparme más de lo que me preocupo, pues o me salgo del asunto y me voy pa’ otro lado, o me quedo y soy parte de la solución, una solución que no viene por lanzarse a Alcalde o meterse a diputado, una solución que viene de la gente decidiendo por sí misma en qué clase de país quiere vivir y asumiendo una actitud acorde a eso. Una solución que viene de la gente poniéndose las pilas y activándose.

    .
    |


  2. 6 comentarios:

    1. Quizás aquí lo más interesante es el asumir posturas,una declaración de la tuya y una solución clara:nadie puede ni plantear soluciones firmes,ni quejarse,ni criticar sin las bases de un compromiso adquirido al momento de poseer una participación e involucrarse en lo que le compete, supongo que un compromiso como el ser vegetariano implica no solo una decisión,sino una condición,unos argumentos,un régimen,disciplina y manejo por necesidad y gusto de algo q define un derecho y que se debe sostener como un deber,para que sea genuino y cumpla con su idea,la de demostrar la validez y utilidad de ese planteamiento,muy buena tú declaración

    2. Yimmi dijo...

      Otra más para el Club. Que bien! Cada vez somos más.

      Yo nunca he estado entregado a ningún extremo en mi vida, y esa en sí, es mi posición radical: la del medio. Soy un activista de la síntesis, de la mediación, de la discusión argumentativa para construir cosas juntos.

      Tengo amigos, familiares, compañeros de ambos bandos. Todos me odian o me aman por turnos, pero yo procuro que la cosa nunca sea en serio, lo único serio es el diálogo y la discusión sana. Incluso me he involucrado en actividades de ambos grupos, entendiendo las razones de todos ellos (o tratando de... al menos)

      Creo que nunca te he visto por ProMedio Ari, toma esto como una invitación formal. Paséate por nuestro Manifiesto. Creo que te va a agradar.

    3. Carlos Vidal dijo...

      Ariana, Yimmi twitteo tu artículo criollo prometiendo que no tenía pérdida, y no la tiene.

      Definitivamente algo nos ha llevado a esta estúpida división cuando, seguramente, son más las cosas que nos unen que las que nos dividen. Y no sólo nos pasa internaente en Venezuela, creo que a nivel global pasa lo mismo, seguro que si nos sentáramos más a dialogar seríamos capaces de encontrar esos puntos de encuentro.

    4. Francisco dijo...

      Los acuerdos, las negociaciones en muchos casos no se dan porque las partes no hablan y descubren cuales son los intereses de las partes en conflicto.

    5. Sinceramente, si tenemos alguien que nos dice constantemente esto es esto y no existe mas nada, poco a poco hace q las generaciones de relevo cierren sus mentes a las distintas formas de vida y distintas formas de pensar. Nos convertimos entonces en criaturas intolerantes q no miramos las similitudes, solo las diferencias.

      Nos bombardean con publicidad( los animales no sienten dolor, dios los izo inferiores para ser comidos, solo para eso. O, si no estas conmigo estas en mi contra.) dejándonos indefensos, vulnerables, como impedir q eso pase?, igualando las fuerzas, informando a las personas q aunq no sean seres humanos, sufren tanto y mas q nosotros, q si le quitas una pata, un cacho, un diente, es como si le quitaras a un hombre una mano, ( su pene), una pierna, la mitad de su cerebro y todo esto sin anestesia. Igualmente ay q informar q si no pienso como otros(como tu, como el.) eso no nos hace un monstruo, un extraterrestre, solo personas dignas de ser llamadas humanos, q piensan por si mismos y, no se dejan mal influenciar por otros.

      (Soy fiel defensor de los derechos de los animales, donde y como sea, no me importa si el trasgresor y, violador de sus derechos es de un bando o del otro, para mi es un criminal cualquiera.)

    6. Ariana dijo...

      Gracias a todos por los comentarios, me alegra ver que coinciden en algo: hay que hablar, hay que informar, hay que ver a los otros.

      Rafa me encanta esa idea, "es un derecho que se sostiene como un deber"

      Yimmi claro que he pasado por Promedio, cada vez que tengo un chance me acerco a leer que han inventado... Te felicito por la iniciativa

    Publicar un comentario