Rss Feed
  1. Que de mal gusto de mi parte. De verdad, venir aquí a escribir todas las pasguatadas que escribo sin siquiera haberme presentado antes.

    Mi nombre es Ariana, vengo de una familia pequeña pero ahora tengo una inmensa que se construyó casi sin darme cuenta. Como suele pasar tengo una mamá y un papá. Tengo un hermano menor que es mi amigo. Tengo 5 abuelos, 2 por parte de mi mamá, 1 por parte de mi papá y 2 por parte de mi tío, porque el término abuelo define a esas figuras mayores en tu vida que son consentidores, consejeros y alcahueteros… No a una cosa meramente biológica. Tengo 6 tíos, que originalmente eran 3 pero se casaron (y vamos, que 3x2=6) y que a su vez trajeron 5 primos al asunto, y tengo una nana que también cuenta como abuela.

    Haciendo las sumas pertinentes, mi árbol familiar directo llega a las 20 personas, lo que no es una familia particularmente grande. Pero entonces hay que sumar a los tíos y primos segundos y a las primas que no son primas, pero como si lo fueran, que en realidad son hijas de mi madrina y ahijadas de mi mamá, que a su vez es comadre de mi madrina.

    Paréntesis de traducción para extranjeros, “Comadre”: compañera de tu mamá, término venezolano utilizado como comodín femenino para chismear con carta blanca. Utilicemos el término comadre en una oración de uso cotidiano. Grita la hija en casa: “¡¡Mamáaaa deja de contar que me desarrolleeee!!”, responde la madre: “¡¡¡Mira déjame en paz que es mi comaaaaaaaaaaaaaaadre!!!”

    Luego entra toda la familia putativa (putativa, del griego put… digo, que mejor seguimos) y aparecen las hermanas que nunca tuviste pero siempre quisiste, para poder tener más Barbies, (como Claudia y Rosemerie), los hermanos mayores que tampoco tuviste, y no sabías cuanto necesitabas, (como Diego y los Rafas) o la tía loca que te obliga a hablar con desconocidos en la calle (sí Adriana Menéndez, tú), el hermanastro que le sonríe y asiente a todo el mundo pero luego voltea y hace absolutamente lo que le da la gana, porque él se gobierna solo y listo (Harold), la prima con la que te escapas a ver al noviecito, incluso si el muchacho está en otro continente, (Anabell) el tío tercero que has escuchado que tienes pero no conoces porque tiene 15 años viajando por países asiáticos (Viso) y, si eres realmente afortunada, alguien que no cabe en ninguna categoría porque descaradamente se ha apropiado de un poquito de todas (Albert)

    Luego están los partners in crime, gente que por su naturaleza sabes que, no importa que traiga la vida, te van a acompañar en lo que sea. Y no me refiero a nada dramático, sino mucho más importante, a cualquier peo cotidiano en el que te metas. Es la gente a la que llamas a la 3 de la mañana porque tienes insomnio y de alguna forma, probablemente más fácil de lo que hubieras pensado, a la media hora están en una tasca de Chacao tomándose una sangría contigo para acompañarte y analizar las posibles e intrincadas razones de tu falta de sueño.

    Es la gente que protagoniza la mayoría de tus fotos de facebook, los nombres de twitter que logras recordar y los cumpleaños que tienes anotados en tu google calendar. Los únicos que no se burlarán de ti por las cosas tan geek que acabas de escribir. O los que se burlarán de ti en tu cara. Esa es la gente como Marli, Mara, Adri Cruz, Angelines, Irenia, Violeta, Alex, Andrés o Juan Carlos…

    Y en ese grupo de los compañeros de crímenes está el grupo de las alcahuetas: la gente que hace que las cosas pasen. La peque (lo siento, no quiero llamarte así pero es que ya hay una Claudia en esta historia chica!!!) Maru y Tina, que al igual que Diego, Albert y yo no sabemos decirnos que no mutuamente. Simplemente es imposible. Eso es lo que nos ha llevado a inscribirnos inútilmente en gimnasios, clases de teatro, conformar fugaces “Círculos Creativos” ¡Que nos harían millonarios! Prometernos salvar al mundo y crear fundaciones que protejan a los viejitos o incluso, y esto es en serio, plantearnos con seriedad la posibilidad de iniciar un “dance crew” luego de ver el estreno del reality show de Mario Lopez.

    Esta gente es la descripción de lo que una buena amistad puede sumarle a tu vida. La cosa es que siempre están dispuestos a echarle bolas a lo que sea. Si alguno tiene un interés por algo probablemente todos terminen metidos en el paquete, aunque en el fondo no les interese, pero si eso logra que el otro se atreva a dar el paso y hacerlo: vale la pena.

    En ese sentido lo que más les agradezco a todos mis amigos es que ninguno se haya contagiado de Herba Life todavía. (sí, dije contagiado, como la gripe porcina) Aqui cabría recordar otra cosa importante sobre esta gente, el amor que nos une también nos protege mutuamente de nuestras idioteces y ninguno tiene miedo de ver al otro y darle un contundente: es estúpido y estás equivocado. A veces, como cuando quieres formar un dance crew, necesitas que alguien te sarandee por los hombros y te haga reaccionar.

    Luego hay gente que llega y se mantiene en tu vida de maneras menos familiares, más sorpresivas si se quiere. Amigos que heredaste de una vieja relación, gente que conociste azarosamente y 8 años después se re-encuentran gracias a un blackberry; o personas que no se parecen a ti y por eso son quienes más te pueden enseñar. Ex novios a los que quieres, ex novios a los que odias, ex novios a los que no superas. Archi enemigas que ya no sabes por qué odias (¡pero las seguirás odiando hasta que aparezcan los créditos de esta vaina!) gente a la que recuerdas y se te aguan los ojos y gente importante a la que ya no recuerdas.

    Me siento en una canción de Café Tacuba.

    Se suponía que yo iba a presentarme, pero creo que la forma más honesta de decir quién soy es mostrando con quién me junto. Al final del día todas las historias existen gracias a ellos.

    Tal vez algunos tips útiles que pueda dar sobre mí es soy géminis, me encantan los paseos por la playa y los atardeceres… Ooodio la hipocresía y la gente mentirosa y lo que más quiero es la paz mundial y ganar el primer Latin American Next Top Model (porque ya el Miss Venezuela no es nada tweet)

    La verdad es que creo que sobre mí no hay mucho más que explicar. Los cuento de este blog dicen más, o probablemente todo.
    |


  2. 5 comentarios:

    1. Tomar sangría en una tasca??jajajaja, excelente artículo pequeña niña, la oveja negra cobra más significado cada día, según veo.
      Al parecer no necesitas ningún remedio superior para el stress cuando se tienen amigos como tú, y como los q tú tienes. Ahora soy el orgulloso portador de una sonrisa por lo q queda de día!!
      Este lunes, en mi cumpleaños #23, recordaré también que hace mucho mucho que te conozco, y creo que ya estamos entrando en la edad donde las cosas viejas dan pena, menos esa, reconocer y contar "tú ves esa pelirroja de ahí, esa la conocí yo, rubia, éramos muchachitos pues, por allá como en el año dos mil, cuando Limp Bizkit estaba de moda, imagínese eso"-Somos compadres entonces

    2. Ariana dijo...

      Somos compadres entonces =)

      Y no me delates con mi rubiosidad hazme el favor!!!

    3. M dijo...

      aaaaawwwwhhhh! loviuuu! (menos mal q no soy la prima puta, reitero)

    4. Nina dijo...

      Excelente post Ari!!!

      Me hizo recordar a mi grupo de amigos y familiares.

      Me encanta leerte... trata de publicar más seguido.

      Besos

    5. Violeta dijo...

      Te amo Ari, no había leído esto hasta hoy, y tu sabes lo nostálgico que se pone uno por acá :)

    Publicar un comentario